Wine masters: un viaje maravilloso por la bella Italia

Vinos y Pasiones está de fiesta porque nos brindaron la hermosa oportunidad de hablar sobre familias de viticultores y la producción de sus vinos en la Bella Italia.

Wine Masters es una fascinante serie de vinos, realizada por Klaas de Jong,  en las cuales las familias más importantes de Italia, nos cuentan lo que es vivir de la elaboración del vino.
Una excelente obra con fabulosas imágenes de impresionante calidad, en donde se transmite el amor, la pasión y el trabajo por el terruño.
A lo largo de estas cinco series vas a conocer las tierras que han sido cultivadas por siglos y que dan vinos exquisitos, de carácter y que forman parte de los mejores del mundo.
Los capítulos además cuentan con magníficos comentarios de Sarah Heller, Burt Anderson y Richard Hemming.

La Toscana, tierra de la uva Sangiovese
Las Toscana se encuentra en la costa oeste de Italia. Al norte de Roma, casi en el centro del país.
El renacimiento del vino italiano comenzó aquí. Hermosa área de colinas, campos soleados y cantidad de cipreses.
La Sangiovese es la uva característica de la Toscana, con ella se elabora el Chianti , Chianti Classico, el Brunello di Montalcino y el Nobile di Montepulciano.
Los vinos elaborados con Sangiovese presentan un color claro y con buena acidez. Se parece un poco a la Pinot Noir, si bien en boca es intensa y con taninos.
Los Antinori son la vigésimo sexta generación de productores vitivinícolas.
Chianti además de ser un lugar maravilloso paisajísticamente hablando es el sitio donde se da un excelente vino.
La Sangiovese refleja el alma de la Toscana. Las denominaciones de origen son Chianti y Chianti Classico, suelen ser más afrutados y provienen de una de las mejores subregiones, el mayor porcentaje de uva debe ser Sangiovese.
Los Brunello de Montalcino suelen ser más cargados que los Chianti Classico con taninos más persistentes.
Las botellas antiguas eran bien típicas, venían en una canasta de rafia, de paja tejida.
Florencia fue una ciudad muy importante para la nobleza en los siglos XIII y XIV, la familia Antinori pertenecía a los nobles, como los Médici.
Piero Antinori se unió a la empresa familiar en 1966, y a lo largo del tiempo mejoró la calidad de los vinos. De hecho la reputación del Chianti fue gracias a los Antinori.
La familia unió uva francesa a la Sangiovese y empezó a utilizar las barricas. De este modo nació el Tignanello con Sangiovese y Cabernet Sauvignon. Luego nació el Solaia con sólo 20 % de Sangiovese. Estos vinos que no encuadraban en la denominación de origen comenzaron a llamarse Supertoscanos.
En términos geológicos Chianti es la región más variada del mundo.
Piero Antinori ha sido y es una guía para toda la familia, a decir de una de sus hijas, es irremplazable ha sido un fantástico emprendedor.
Actualmente disfruta de ir a los viñedos y catar vinos. Quiere dejar los problemas a la nueva generación. Él transimitó la misma pasión y amor a sus hijas.

Antinori
Foto: Alessia Antinori- Crédito: Familia Antinori


Sicilia, tierra de diversidades- Nero d’Avola

Región de mucho calor en verano y en invierno con bastante lluvias.
Sicilia no parece una región sino un continente en sí – dicen los locales – es muy calurosa, con otras costumbres y otro lenguaje también.
Tuvo mucha influencia de otras culturas.
La región vitivinícola de Sicilia es un oasis en pleno desierto. Cuenta con 300 días de pleno sol
Los primeros viñedos están plantados en vaso que es una de las formas más tradicionales de plantar. De este modo la vid está en el suelo, y a diferencia del parral o del espaldero no tiene ningún sistema de sujeción. 

Los suelos tienen bastante arcilla.
Ocho generaciones que basan su vida en la tierra, cuidarla y protegerla y dejársela a sus hijos y nietos.
Alberto Tasca forma parte de la 7° generación de winemakers. Él y su hermano Giuseppe están frente a la bodega Tasca D’Almerita. Su abuelo fue quien creo el concepto de single Vineyard.
Desde 1830 emplean su amor a la vinicultura en las bellísimas colinas de Sicilia, sin embargo sólo desde los años 70 embotellan lo que elaboran.
El Nero D’Avola es un vino con bastante carácter e intensidad con esta uva se crean uno de los mejores vinos sicilianos.
El Nerello Mascalese es otra variedad que crece en la laderas del volcán Etna. Su piel es oscura y es un vino que tiene tensión, una uva que crece en las laderas del Monte Etna.
Claro que también crean vinos con Cabernet Sauvignon, Merlot, Pinot Noir y Chardonay que fueron introucidas por Giuseppe.
El desafío de esta familia es seguir produciendo vinos de excelente calidad que respeten el medio ambiente y que logren un equilibrio natural.

Tasca
Foto: Alberto Tasca – Crédito: Familia Tasca

Veneto- Valpolicella y el valle de muchas bodegas
Región situada en el noroeste de Italia.
El Valpolicella es la esencia del vino italiano. Cerca se encuentra el bellísimo lago di Garda que hace que no haga ni mucho frío ni mucho calor.
La historia de esta región está muy ligada a la familia Boscaini.
Sandro Boscaini es las sexta generación de productores de vinos y es considerado el señor Amarone.
En Verona hay tres variedades de uvas autóctonas, Corvina, Rondinella y Molinara y son las tres ingredientes para el Valpolicella. Se complementan entre ellas.
La Corvina es la que está en mayor proporción, no tiene muchos taninos, ni color, si la rondinella que aporte color, taninos y acidez. la Molinara le da un toque picante.
Un Valpolicella posee un gran sabor fresco, buena acidez y potencia.
Este vino era uno de los que venía en una canasta de rafia, que los italianos denominan: “fiasco”. Eran considerados vinos baratos y de baja calidad.
Hace varios años que este concepto cambió porque se introdujo una gran teconología en el modo de hacer vinos.
Otros vinos famosos son el Amarone y el Ripasso, dos vinos especiales que la característica es que la uva pasa meses secándose.
Masi trata de buscar las mejores uvas para secar, tienen que estar separadas del racimo.
Apassimento: las uvas son extendidas sobre estantes de bambú en establecimientos diseñados para esta tarea, y se dejan secar de manera natural. Tras 120 días se tienen uvas que han perdido  30 a 40 poro ciento de humedad. Tienen más piel que pulpa, por eso luego resultan vinos con más estructura y taninos.
Antes este vino se denominaba Recioto y era dulce. El enólogo olvidó unas uvas en una barrica y meses después se dio cuenta ya no estaba más dulce. Por eso el Amarone se elaboró de casualidad.
La Corvina a medida que va secándose se infecta con la Botrytis que le da una impronta dulce en textura que se percibe como complejidad. En boca este tipo de vinos se percibe aroma a fruta desecada como higos, ciruela pasas,
Ripasso es el vino que se hace con el Valpolicella que volvió a pasar por las pieles de las uvas utilizadas para el Amarone. Así se agrega el vino fresco a las hojas todavía calientes por la fermentación del Amarone y se consigue más alcohol, más color, más taninos, nuevos aromas y sabores.
La familia produce el Vaio Amaron que es un vino aún más famoso y premiado que el Amarone.
El Veneto es conocida por la carne de caballo, aunque suene duro o sensible para muchos, un plato muy sabroso es la pastissada di cavallo, con carne de caballo cocida por varias horas, con verduras y aceite de oliva con un Valpolicella.
Para Sandro Boscaini la receta ideal para disfrutar es un Amarone con una porción de queso Parmesano y miel de Acacia, verdaderamente es una sinfonía.

Masi
Foto: Masi – Credito: Boscaini Family

Campania Aglianico – Fiano  – Greco
Antonio Mastroberardino es considerado el patriarca de la zona sur de Italia.
Su hijo Piero comenzó a hacerse cargo del legado de su padre en 1997, alguien que quiso conservar la tradición y hacerla crecer. Su abuelo exportaba vinos en 1878 al extranjero en viajes que duraban seis meses.
La uva Aglianico es muchas veces descripta como la Barolo del Sur. Esta uva nació en Grecia y fue llevada a Italia por colonos griegos. Con ella se crea la denominación de orgien Taurasi.
Fiano está en las montañas y con ella se elabora la DOCG (Denominazione di Origine Controllata Garantita) Fiano di Avellino.
La Greco es una uva blanca y es la que se utiliza en la Denominación Greco di Tuffo.
Los vinos de Taurasi poseen un aroma a frutas como grosellas negras o moras, especias y notas florales.
Los Mastroberardino producen un vino en el sitio arqueológico de Pompeya.
El Vesubio tanto como para Pompeya y para Campania es todo un símbolo. Para los antiguos pobladores era cómo el Diablo y el Dios juntos, ya que podía traer la idea de fertilidad sin embargo también de destrucción. Hoy en día quienes habitan esta región siguen pensando lo mismo.
Irpinia tiene unas condiciones especiales del terroir, el suelo está compuesta por arcilla y piedra caliza y con influencia de cenizas volcánicas. Vinos con notas saladas al probarlos.
Para Piero vendimiar es una fiesta, el momento en que todo se pone en movimiento. “La vitivinicultura es un arte porque nunca te encontrás con las mismas condiciones dos veces.”
1980 fue un año de quiebre, porque luego de un terremoto, Mastroberardino tuvo que crear una nueva bodega.
“Tenemos botellas con un siglo de antigüedad que aún así al probar el vino se encuentra la fruta. Depende mucho de las condiciones de vendimia, porque un vino del 60 puede parecer más joven que uno del 90.”
Piero recuerda ver a su padre todos los domingos, abrir botellas y sentir los aromas del vino en la copa y hablar de ellos. Eso mismo intenta hacer él hoy en día con sus hijas.
Campania es una zona con fuerte tradición que está destinada a convertirse en una de las mejores.

Mastroberardino
Foto: Mastroberardino – Crédito: Familia Mastroberardino

Piemonte,  el reino de la Nebbiolo
Esta región está en el noroeste de Italia, con colinas levemente inclinadas.
Angelo Gaja es el protagonista de esta zona donde prevalece la uva Nebbiolo con la cual se elabora el Barolo, a decir de Angelo “las uvas son únicas.”
La Bodega Gaja nació en el 1859.
Angelo Gaja se une a la bodega en 1961, con 21 años y trajo las técnicas e implementó el roble francés.
Los climas son ideales y el suelo es fantástico, de arcilla y piedra caliza.
Con estas uvas se elaboran los vinos Barolo y Barbaresco. El Barolo es considerado el vino más masculino, por tener más taninos y ser más concentrado, un vino que se siente en la garganta. En cambio el Barbaresco es un poco más ligero, como si fuera la parte femenina.
La Nebbiolo crece en la tierra del Langhe, una zona montañosa y en donde en otoño hay mucha niebla.
Gaia Gaja
, la quinta. generación de winemaker: “La nebbiolo tiene perfumes tan delicados que aparecen en diferentes momentos, se va mostrando de a poco. Los vinos de Nebbiolo podés sentarte enfrente de ellos y van a seguir desprendiendo aromas.”
Los Gaja le prestan mucha atención a la poda, de modo de extraer muy buena uva.
Un Barbaresco representaría un excelente maridaje con un plato con trufas.
Angelo Gaja quiere dejar su huella en el mundo, y desde ya lo está haciendo porque siempre ha hecho todo con mucho dinamismo y creando gran impacto.

Gaja
Foto:  Gaia – Crédito:  Familia Gaja

Hasta aquí una reseña del bellísimo viaje que representa la obra de Wine Masters tv, Cada una de las series te ofrece la posibilidad de conocer el vino italiano en su lugar, apasionarte con paisajes soberbios y lo que es aún mejor, contado por sus hacedores.

Muchas gracias a Klaas de Jong por la confianza en Vinos y Pasiones, por permitirnos hacer lo que nos apasiona: escribir sobre vinos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.